ECHARSE A PERDER.



No es solo algo que se daño. Es también cuando ya no queremos luchar por nuestros sueños, nos rendimos y nos echamos, ¡si! Nos echamos, a perder; ya cansados, agotados por haberlo intentado sin lograr las metas, nos acostamos y no queremos volver a intentarlo, no queremos seguir.

Nos echamos a perder; no a ganar, no a descansar, no a retomar fuerzas; sino, "a perder". Ya no tienes ganas de ganar.

Pero tranquilo, hay esperanzas. La biblia dice:
"Y la vasija de barro que él hacía "se echó a perder" en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla." Jeremías 18:4
Este texto señala que la vasija se echó a perder en su mano. ¿Dónde se echó a perder? En su mano. Tengo noticias para ti. Quizás te echaste a perder, pero déjame decirte algo estas "En su mano". Eso es lo importante. Lo relevante no es que te hayas echado a perder, lo relevante es que estas en las manos del alfarero.

Tranquilo(a), El alfarero hará con tu vida otra vasija según le parezca mejor hacerla. No te preocupes, estas en sus manos, él te hará de nuevo. Ríndete a Él en oración y él hará algo nuevo, algo mejor, vienen cosas mejores para tu vida, si tan solo te rindes en sus manos.
andys romero
andys romero

This is a short biography of the post author. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus nullam quis ante maecenas nec odio et ante tincidunt tempus donec.