El señor lo necesita.

Leyendo Mateo 21 me di cuenta de lo dura que es esta palabra, pero bueno, lo que pasa es que estamos acostumbrados a leer o escuchar todo lo para nosotros es bueno, lo que nos gusta, y no lo que en realidad Dios quiere.
El título que le di es:

"EL SEÑOR LO NECESITA"


Jesús envió dos discípulos, diciéndoles: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego hallaréis una asna atada, y un pollino con ella; desatadla, y traédmelos.
Y si alguien os dijere algo, decid: El Señor los necesita... Versículos 1-3

Ejemplo de lo que Dios nos ha dado pero que somos incapaces de ponerlo en sus manos para que él lo use; carro, casa, profesión, ropa, comida, dinero, dones, talentos, etc. Hay tanta necesidad en la calle y nosotros somos incapaces de poner lo que tenemos a su disposición.

Moisés puso una vara y Dios la uso para liberar al pueblo de Israel, una viuda puso en manos de Dios un puñado de harina, otra puso un poco de aceite, un joven puso 5 panes y 2 peces y Dios le devolvió 12 cestas llenas, ¡y tú! ¿Qué tienes en tus manos? ¿Qué tienes en tu casa? ¿Que sabes hacer? Ponlo en las manos de Dios, porque el señor lo necesita.

Él quiere frutos, él quiere resultados, él quiere que lo que tienes lo multipliques.

En el mismo capítulo está la historia de higuera:
Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera. Versículo 21

El resultado de no dar frutos, de no poner lo que tenemos en sus manos para que Dios lo multiplique puede traer peores consecuencias, podríamos quedarnos estancados, toda la vida en el mismo lugar, en la misma posición, sin crecimiento y sin resultados. Jesús le dijo a la higuera que no tenía frutos "Nunca jamás nazca de ti frutos" ojalá Dios no tenga que decir lo mismo de nosotros.

Mas adelante en el mismo capítulo versículo 32, esta la parábola de un hombre que plantó una viña, la cercó de vallado, cavó en ella un lagar, edificó una torre, y la arrendó a unos labradores, y se fue lejos.
Y al pasar el tiempo, envió a sus siervos para que recibiesen sus frutos, ¿y saben que hicieron los labradores? No enviaron los frutos y mataron a los siervos.

El dueño de la finca destruyó aquellos labradores sin misericordia y arrendo su finca a otros que sí dieran fruto. V. 41.

Y Jesús dijo:
Por tanto os digo, que el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado a gente que produzca los frutos de él. (Versículo 43.)

¿Palabra dura verdad? Pero es la realidad.
No es casualidad que todo eso esté en un solo capítulo.
¿Que estamos haciendo con lo que Dios nos ha dado? Colócalo en las manos de Dios porque el señor lo necesita.

Lee más notas como estas en nuestra página de facebook https://facebook.com/notabiblica
andys romero
andys romero

This is a short biography of the post author. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus nullam quis ante maecenas nec odio et ante tincidunt tempus donec.