I.- EL PACTO MATRIMONIAL: 3.- Rol del Esposo en el Matrimonio

“Maridos amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la Iglesia, y se entregó así mismo por ella”. (Efesios 5.25)

1.- SER CABEZA
“Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia; y él es el que da la salud al cuerpo” Efesios 5.23.
La Palabra de Dios nos enseña que toda vez que Dios es el creador del matrimonio, ha establecido roles para el esposo y la esposa. Los roles que vamos a estudiar no fueron establecidos por la sociedad, sino por Dios quien ha dado capacidades especiales y diferentes al hombre y a la mujer para desempeñarlos.

Si en un equipo de futbol cada jugador desempeña un papel específico, para obtener un buen resultado, cuanto más en una institución como el matrimonio deben los esposos realizar sus roles establecidos por el Señor para el buen funcionamiento del mismo. En esta lección aprenderemos el rol del esposo.

La primera responsabilidad del esposo es ser cabeza de su mujer. El fundamento del liderazgo del hombre en su matrimonio, es Cristo, quien es cabeza de la Iglesia. Para esto es necesario:

1. Dirigir su hogar. Ser cabeza no significa ser superior, sino tener la responsabilidad de dirigir. Con la ayuda, y opinión de su esposa el varón debe llevar la dirección de su matrimonio y familia. Dios ha dado aptitudes al hombre para desempeñar este papel: determinación, visión con enfoque, carácter emprendedor y conquistador.

2. Guiar espiritualmente. Ser cabeza implica guiar espiritualmente, toca al varón motivar a la familia para buscar al Señor en la intimidad de la casa, como asistiendo al Templo de Dios. Cristo es cabeza del varón, por la tanto el esposo debe buscar en compañía de su familia la comunión con él, (1 Corintios 11.3)

Esta es una responsabilidad que el varón no puede delegar. Cuando le dice a su mujer: “encárgate tú”, “ve como lo resuelves”, “estoy muy ocupado en cosas importantes”; esta evadiendo ser cabeza y los resultados pueden ser desastrosos.

3. Asumir las responsabilidades, No gobernante autoritario, sino un siervo. Ser cabeza no significa que el esposo deba ser servido siempre por su mujer. Mas bien ser cabeza significa servir. La Palabra de Dios nos dice que Cristo siendo nuestra Cabeza nos da salvación, nos sirve. Así también el marido que es cabeza sirve a su mujer, cuidándola, proveyendo para ella y amándola.

4. Estar pendiente de tener tiempo para la familia. Para que el esposo pueda ser cabeza, necesita estar al pendiente de las necesidades y problemas de su mujer, es decir conocerla, para esto debe pasar tiempo con ella.

2.- AMAR
“Maridos, amad á vuestras mujeres, así como Cristo amó á la iglesia, y se entregó á sí mismo por ella”
Efesios 5.25 El esposo encuentra en Cristo un ejemplo para amar a su esposa; pues el Señor amó a la iglesia de manera incondicional, con pacto e iniciativa, de tal manera que dio su vida por nosotros.

1. El amor en el matrimonio es de pacto, (No de sentimiento porque los sentimientos pasan, sino de pacto, de compromiso) es decir de promesa fiel. El esposo debe amar siempre a su mujer, pues prometió hacerlo.

2. El amor del marido debe ser incondicional y con iniciativa. Si la esposa enferma, o si sufre algún accidente que deje secuelas, el esposo no la dejará de amar; así como Cristo nos ama sin condiciones. Pablo dijo que cuando aun éramos pecadores Cristo murió por nosotros, es decir nos amó con iniciativa. De igual manera el esposo debe tomar la iniciativa en manifestar amor a su mujer.

3. Dar el primer lugar a la esposa en el corazón. Esta es una buena manera de hacer saber a la esposa que la amamos, manifestarle y demostrarle que después de Dios ella ocupa el primer lugar en nuestro corazón. Si alguno no lo hace y dice amar a Dios es mentiroso, (1 Juan 4.20)

4. Con detalles y cortesía. Estas acciones nunca deben desaparecer, llevar flores, abrir la puerta del auto, dar la preferencia.

5. Velar en el mantenimiento de la casa. Después de un día de trabajo si el esposo al llegar a casa, ayuda a lavar los platos, a limpiar la casa, o con las tareas de los niños, estará comunicando amor a su mujer.

Toda vez que el varón fue creado para proveer, ve el trabajo como parte de si mismo. Así también la mujer al ser la administradora de la casa, la considera importante para ella. De tal manera que si el marido se interesa por tomar el desarmador y martillo y arreglar lo que se haya atrofiado en casa, su esposa sentirá que él realmente la ama.

En la actualidad muchos matrimonios han decidido vivir a su manera. Encontramos a esposos haciendo el rol de la mujer; y mujeres haciendo el rol del marido. Por eso tenemos tantos problemas familiares y sociales. Es como si usáramos una herramienta para algo que no fue hecha, no solamente no tendremos buenos resultados, sino que la atrofiaremos. El esposo como cabeza es responsable de su matrimonio y hogar, y dará cuentas a Dios de su labor; por eso debe poner su mayor empeño, claro que sostenido por la gracia de Dios en comunión en él.

3.- PROTEGER
“Para santificarla limpiándola en el lavacro del agua por la palabra, Para presentársela gloriosa para sí, una iglesia que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante; sino que fuese santa y sin mancha”. Efesios 5.26,27.
Los hombres generalmente somos más grandes y fuertes físicamente que las mujeres, y esto no es para someter o maltratar a la mujer, sino para cuidar de ella, para protegerla.

1. Con palabras de amor y respeto. La Biblia nos dice que Cristo cuida de su iglesia limpiándola por la palabra. De igual manera el esposo debe proteger a su esposa hablándole siempre con amor, cariño, ternura y respeto. Con palabras de afirmación, de aprobación.

2. Proteger a la esposa de las críticas o comentarios negativos de otras personas. El esposo deberá proteger a su esposa de las críticas que lamentablemente nunca faltan por parte de los familiares. Decir por ejemplo: “No permito que le hables así a mi esposa, discúlpate por favor y no vuelvas a hacerlo”.

Nunca lastimar física o verbalmente a la esposa. Jamás el varón debe lastimar a su esposa, de hacerlo se hará daño así mismo, (1 Pedro 3.7)

3. De la desobediencia o falta de respeto de los hijos. Algunas veces los hijos en su inmadurez lastiman a la esposa; en ese momento el varón debe proteger a su esposa, exhortando a sus hijos a pedirle perdón y no volver a desobedecer o lastimar a su mamá.

¿Cómo se que he protegido bien?

Cuando el esposo ha desempeñado bien este papel, su mujer estará libre de manchas y arrugas en su corazón, y lucirá radiante y feliz. Si el esposo desea ver cómo se ve él, debe mirar a su esposa pues ella es su gloria, (1 Corintios 11.7); así evaluará si ha protegido bien a su compañera. ¿La Mujer es Gloria del Varon?

4.- PROVEER (Sustentar)
“Porque ninguno aborreció jamás á su propia carne, antes la sustenta y regala, como también Cristo á la iglesia” Efesios 5.29
La Palabra de Dios nos dice ninguno es indiferente a las necesidades de su cuerpo. Sino que sustenta y da para suplirlas. Siendo la mujer parte del varón, su papel es proveer para ella.

1. Por medio de su trabajo. Dios dio al hombre la responsabilidad de trabajar para llevar el sustento a su casa, (Génesis 2.15). Corresponde al esposo desempeñar alguna profesión o actividad para que en casa se cuente con el alimento, vestido, educación y servicios.

2. Sin descuidar el tiempo para su esposa e hijos. Muchos varones después de la luna de miel tienen un cambio drástico, dejan de ser detallistas y sobre todo de dedicar tiempo a su esposa. Lo que sucede es que se enfocan exageradamente en trabajar que pierden de vista a su familia. Si bien es cierto el trabajo es importante, y vivimos tiempos en que las empresas exigen cada vez más de sus trabajadores; haciendo un esfuerzo y poniendo prioridades puede darse el tiempo que la familia necesita, de no hacerlo puede perderse el matrimonio mismo.

Si provees entonces se cumplirá en ti el salmo 128 Veras a la esposa llevar fruto
Veras a los hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa, y
Veras a los hijos de tus hijos. Imagínate todo lo que Dios tiene para ti, si eres un buen proveedor para tu familia.

3. Dar a la esposa lo necesario para que administre el hogar. Es importante que el nuevo matrimonio platique sobre la forma de administrar el salario del esposo.

a. En primer lugar es importante apartar el diezmo que corresponde al Señor.
b. Luego hacer una distribución responsable y sabia de los demás recursos.
c. Es bueno que el esposo considere dar a su mujer a parte del dinero para el sostenimiento del hogar, lo necesario para su arreglo personal, de tal modo que siempre esté bella para él. A fin de presentársela a sí mismo (Ef. 5:27)
andys romero
andys romero

This is a short biography of the post author. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus nullam quis ante maecenas nec odio et ante tincidunt tempus donec.