Resultados de un presidente arrepentido y un pueblo humillado

David fue Rey de Israel; pero pecó, así que vino el juicio de Dios sobre el pueblo. A pesar de todo, David reconoció su pecado.

Dice 2da de Samuel 24:17 "Y David dijo a Jehová, cuando vio al ángel que destruía al pueblo: Yo pequé, yo hice la maldad; ¿qué hicieron estas ovejas? Te ruego que tu mano se vuelva contra mí... "
Luego vemos un Rey arrepentido dispuesto a enmendar aquel error cometido.
"Y edificó (El Rey) David un altar a Jehová, y sacrificó holocaustos y ofrendas de paz; y Jehová oyó las súplicas de la tierra, y cesó la plaga en Israel". Versículo 25
Necesitamos en Venezuela un presidente que (al igual que David) haga esto:

1. Reconozca que lo hizo mal,
2. Que este dispuesto a enmendar su error,
3. Edifique altar a Jehová y no a la brujeria,
4. Haga sacrificios y ofrendas de paz; no sacrificios de animales.
5. También se necesita un pueblo humillado que suplique por misericordia, y
6. Jehová Sanara nuestra tierra y
7. Cesará la plaga de nuestra nación.

Tal como lo dice este versículo.

Amen.

Como pueblo, hagamos la parte de orar por misericordia y pedir sabiduría para los que administran nuestro país.