¿Hasta donde irías?

3 frases hirieron mi corazón la semana pasada, dichas por 3 personas diferentes, el mismo día:

1. Una fue:
"Iré a esa iglesia cuando no sea tan difícil entrar"
(porque yo lo invite a la iglesia, pero le dije q se fuera temprano porque si llegaba tarde quizás se podría quedar afuera.)


2. La otra fue: No me inviten a una carcel porque no voy a ir, no me gusta.

3. Y otra persona dijo: No voy a campamentos porque ahí se pasa mucho trabajo.

Quede con un pequeño dolor en mi corazón. Ese fui yo, pero; ¿Como se sentiría Jesus al escuchar eso?

Les dejo la otra cara de la moneda: Jesús y Pablo.

La biblia Dice: "Luego, después de esto, dijo (Jesus) a los discípulos: Vamos a Judea otra vez.
Le dijeron los discípulos: Maestro, ahora procuraban los judíos apedrearte, ¿y otra vez vas allá?
Dijo entonces Tomás... Vamos también nosotros, para que muramos..." Juan 11:7-8, 16

Dos veces los judíos intentaron apedrear a Jesus.

La primera vez en Jn 8:59 dice: "Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por en medio de ellos, se fue."

Y en la segunda ocasión dice:

Jn 10:31 "Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle."

A pesar que en dos ocasiones intentaron matar a Jesus, El volvió a ir a ese mismo sitio. Estaba Dispuesto a morir por nosotros y por predicar el evangelio.

Cuando leí esto me acorde de Pablo, a quien le paso un caso similar. En hechos 21:10-13 dice:

"... Un profeta llamado Agabo... dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles.

Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado, mas aun a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús."

Nada más y nada menos que "El Espíritu Santo" le dijo a Pablo, a través de un profeta que no fuera a Jerusalén. Pero Pablo respondió: estoy dispuesto a ir a ser atado y hasta a morir por Jesús. Ja ja ja me bendicen estas dos actitudes: La de Jesus y la de Pablo.

Alguien me dijo: ¿Cuanto cobras por predicar en mi iglesia? Le dije: si quieres yo te pago para que me dejes predicar en tu iglesia.

Amados, Dios nos ayude y les ánimo a ir a donde Dios les envié, Jesús nos dio ejemplo.

Envíanos tu número y te agregamos al WhatsApp para que recibas #NotasBiblicasDiarias
Andys Romero
Andys Romero

Soy Andys Romero, Emprendedor, conferencista en temas de Liderazgo, Fundador de la academia Lideriza, Coordinardor de la Cumbre Global de Liderazgo Apure, y sobre todo dispuesto a dar de mi parte para agregarte valor como lider. Sigueme.