Mujer afirma que cristo esta en la tierra y que ella es la esposa de Dios. (Video)

Lisbet la viuda de Jose Luis de Jesús Miranda, el polémico empresario que se hacia llamar Apóstol, Dios y Jesucristo hombre continua una faceta diabólica con la que ha envuelto a decenas de personas; ahora dándose a conocer como Dios Madre y la esposa de Dios.

Una doctrina que presenta lo contrario de la Sagradas Escrituras inspiradas por Dios. 

La auto-titulada “esposa de Dios” manifiesta que Dios siempre a tenido a su esposa al lado y que Cristo no es el hijo sino que es la Esposa de Dios, así como Dios creo a la mujer para que este al lado del hombre. Estas herejías no terminan aquí, un sin fin de versos bíblicos son usados por esta falsa doctrina en donde tergiversa y realiza enfoques distorsionados de Cristo como mujer como por ejemplo Juan 15:1 que habla sobre la vid verdadera; de este texto se apropia la mujer para sentar que la vid verdadera es una figura femenina…

Una web completa esta impregnada de información que desborda falsa doctrina por doquier www.reydesalem y bajo el seudónimo “Cristo es mujer” ofrece contenido de sermones absurdos  que se alejan y burlan del verdadero contexto bíblico.

Muchos conocen la historia de Miranda y sus polémicas presentaciones como Jesucristo, fundador y líder de la secta Creciendo en Gracia afirmaba ser tanto Jesucristo resucitado como el anticristo, y exhibía un tatuaje con el número 666 en su antebrazo.

Pero Marcos 13:22 “Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos”. Nos corresponde velar y estar con nuestros ojos y oídos atentos para derribar todo falsa palabra y toda mentira de satanás. Nuestra lucha es contra principados que operan a través de estas estrategias diabólicas.




andys romero
andys romero

This is a short biography of the post author. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus nullam quis ante maecenas nec odio et ante tincidunt tempus donec.