Clamor por nuestra ciudad


Ester 4:1
Luego... Mardoqueo... rasgó sus vestidos, se vistió de cilicio y de ceniza, y se fue por la ciudad clamando con grande y amargo clamor.

Así Dios quiere que vayamos Por nuestra ciudad a clamar por ella. Con pasión y grande amor por las almas.


14 Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis.

No es tiempo de callar, es tiempo de actuar.