La gente cambia cuando ellos decidan.

La gente va a cambiar cuando desee cambiar . No se les puede obligar, lo único que puedes hacer es orar, hablarles e inspirarles con tu vida.