Las batallas son para los que tratan de alcanzar la victoria


Las batallas son para los que tratan de alcanzar la victoria. Para mí, no hay necesidad de pelear batallas porque con Jesús, ya he ganado.