Cuando no se cosecha nada

A veces sembramos y se daña la semilla. Entonces no cosechamos nada. "Triste."

Que triste es sembrar sin cosechar. El sembrador irá andando y llorando sufriendo y pasando trabajo. Para depositar con sacrificio una semilla. Pasan los meses y espera el tiempo oportuno para cosechar pero de repente pasan cosas que hacen perder la siembra y como consecuencia la cosecha también se pierde.

Se pierde. La semilla. El tiempo. El trabajo. Dinero. Y el sacrificio. Se pierde todo. !Que triste! No se lo deseo a nadie. Pero Dios fue claro en su palabra cuando dejó plasmado los peligros de sembrar. Jesús dijo: que parte de la semilla caerá junto al camino. Otra semilla entre espinosa y otra entre piedras. Y una parte caerá en buena tierra. Eso quiere decir que al sembrar. Hay semillas que corren peligro de perderse.

¿O no les ha pasado que han sembrado amor o amistad o cariño o tiempo y de repente los han traicionando? Bueno, esa es la semilla que se pierde y no se cosecha.

Es muy triste pero es la realidad. Ahora. Hay otra opción. Llamada "DAR". Dar de sí mismo sin importar a quién. Sin importar sí nos pagaran o no. Sólo estamos dando. Nos estamos desprendiendo de algo sin importar sí nos lo van a pagar o no.

Ahora tenemos dos opciones: sí sembramos estaremos esperando una cosecha pero podríamos decepcionarnos sí no cosechamos lo que esperábamos. Sí damos no esperemos nada a cambio. Pero la biblia dice: Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, remecida y desbordante. Luc. 6:38
andys romero
andys romero

This is a short biography of the post author. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus nullam quis ante maecenas nec odio et ante tincidunt tempus donec.